Mantener el bolso organizado puede convertirse en una odisea fácilmente, por eso es necesario conocer los consejos básicos necesarios para poder conseguirlo. Estos son nuestros 4 consejos imprescindibles para organizar tu bolso: ¡coge papel y lápiz, y apunta!

El bolso es un complemento que utilizamos a diario,  en él guardamos las cosas que necesitamos en el día a día. Pero hay veces en las que se nos hace imposible encontrar aquello que estábamos buscando por el desorden o la multitud de cosas que tenemos dentro de nuestro bolso. Para evitar esta situación, os traemos 4 consejos para organizar tu bolso.

Evita objetos que no necesites

Como en cualquier situación que requiera de una reorganización el primer paso es vaciar todo el contenido y, de paso, limpiar tu bolso tanto por dentro como por fuera.

Una vez tengas el bolso vacío tendrás que valorar qué objetos necesitas realmente y de cuáles puedes prescindir. Para esto debes separar tus cosas en tres montones bien diferenciados:

  • Cosas necesarias: la cartera, las gafas de sol… Todas aquellas cosas de las que no puedas prescindir porque utilizas a diario deberán estar en este montón para volver al bolso.
  • Cosas innecesarias: bolígrafos que no pinten, maquillaje terminado… Esas cosas que metiste en el bolso en algún momento y que no te acuerdas de sacar, pero que no te sirven de nada deberán estar en este montón. A su vez, puedes dividir este grupo en cosas que tirar a la basura y cosas que guardar en casa.

Reagrupa tus cosas

Una vez decididos los ítems necesarios que deben volver a tu bolso, puedes utilizar neceseres o bolsas pequeñas para agruparlos. Puedes hacerlo por similitud (móvil, cargador y cascos en una subdivisión, maquillaje en otra…), por horario (tarjetero, llaves del trabajo y pintalabios para la mañana) o de la manera en la que te resulte más fácil.

consejos para organizar tu bolso

Deja las cosas del trabajo en el trabajo

Todas esas cosas que llevas en el bolso por si las necesitas en la oficina puedes dejarlas en un cajón de tu lugar de trabajo. El cepillo de dientes, el cargador del móvil o la botella de agua son ejemplos de peso extra que llevas en el bolso y que puedes dejar en la oficina para ahorrar espacio en el bolso y dolores de espalda.

Utiliza un bolso pequeño

Aunque parezca imposible, un bolso pequeño te garantiza evitar cosas que no necesites. También tendrás una mejor organización porque será necesario que aproveches los bolsillos para que te entre todo. En este apartado, te recomendamos crear una rutina y utilizar los bolsillos siempre para las mismas cosas. De esta forma sabrás dónde encontrar todo y no tendrás problemas como guardar las llaves y el móvil en el mismo bolsillo.

Nuestra recomendación es un bolso pequeño y con varios bolsillos para poder organizarte correctamente, y ese es sin duda el crossbody de la Serie Police. Un bolso pequeño, práctico y perfecto para poder organizar todas tus cosas en sus cómodos bolsillos.

Por otro lado, si necesitas llevar el portátil de un lado para otro, te recomendamos comprar un bolso específico para este fin como nuestra mochila para portatil de la Serie Oasis. De esta manera evitarás dañar tu ordenador y también cargar con un bolso grande en el que no solo llevarás el portátil desprotegido, sino que puede convertirse en un saco de artículos que no necesitas y que te entorpecerán la búsqueda del resto de cosas.

como mantener el bolso organizado