Aunque siempre intentamos ir impecables en nuestro día a día, a veces nuestros accesorios pueden acabar manchándose o desgastándose por diferentes motivos. En este artículo te ofrecemos algunos consejos para saber qué hacer y cómo actuar si un pantalón te mancha un bolso, una situación muy común.

Solo necesitamos 7 segundos para crear una primera impresión sobre alguien que acabamos de conocer. En ese primer juicio influyen una serie de aspectos tan decisivos como la forma de hablar, las expresiones o la postura. Pero también suelen influir el peinado, maquillaje o la ropa con sus respectivos accesorios, como el bolso.

Un bolso significa mucho más que un simple accesorio para guardar nuestras pertenencias, supone tener una personalidad propia y un punto diferenciador respecto a las demás. Puede transmitir estilo y buen gusto, así como protagonizar algunas de las últimas tendencias del mundo de la moda. Por ese motivo, es muy importante cuidar nuestro bolso lo mejor posible.

Las alarmas suelen aparecer cuando vemos que nuestro bolso tiene una mancha, sobre todo si se trata de un modelo de colores claros, ya que en estos complementos las manchas y desgastes del uso diario se perciben aún más. A priori lo que se nos viene a la cabeza es pensar que el bolso está defectuoso o es de mala calidad, pero lo cierto es que en la gran mayoría de los casos no es problema del bolso sino de las prendas que vestimos. Muchas veces desconocemos que el problema se puede producir simplemente por el roce con los pantalones que llevamos; los vaqueros por ejemplo suelen ser el gran culpable. En este caso, podría decirse que el roce no hace el cariño.

Qué hacer si un pantalón te mancha un bolso

Como esta suele ser una de las consultas más frecuentes entre nuestras clientas, hemos decidido preparar este post y contaros qué debéis hacer o cómo podéis intentar limpiar un bolso.

En primer lugar, es fundamental elegir bien los materiales de limpieza para restaurar nuestro bolso a su condición original.

Comenzaremos por vaciar todo lo que tengamos dentro del bolso y mediante un trapo húmedo (no humedecerlo demasiado) frotaremos la zona en la que está la mancha realizando movimientos circulares.

De vez en cuando iremos mirando si la mancha ha desaparecido. En el caso de que la mancha continue, podemos volver a humedecer el trapo, pero esta vez en agua mezclada con un poco de bicarbonato de sodio. Sin realizar movimientos agresivos, haremos movimientos circulares alrededor de la mancha. Por último, con un paño suave secaremos con mucho cuidado la humedad que pueda quedar.

Esperamos que estos pequeños consejos te hayan ayudado a resolver esa pequeña mancha de tu bolso, sino es así y se trata de un bolso de nuestra marca puedes contactar con nosotros.

Quédate con nosotras, tenemos más artículos para ti, como qué bolsos puedes combinar con diferentes tipos de pantalones.